miércoles, 24 de septiembre de 2014

La complejidad de las oposiciones impide fijar aún una fecha, dice la Junta

Noticia publicada en el Diario hoy:

El 30 de diciembre pasado se convocaron formalmente oposiciones de la Administración general de la Junta y en enero se cerró el plazo para que se presentasen las solicitudes. Se apuntaron 156.806 personas, pero ni ellas ni los sindicatos de función pública saben cuándo se celebrarán los exámenes, algo que en principio debería ocurrir antes de final de legislatura. El Ejecutivo autonómico aduce que la complejidad del proceso es el gran motivo no solo para eludir dar fechas, siquiera aproximadas, de esas pruebas sino para no tener aún resuelto el listado provisional de admitidos. En juego están las 576 plazas de la Administración general que saca la Junta correspondiente a las convocatorias no desarrolladas de 2010 y 2011.
En realidad fue hace casi un año, el 11 de octubre pasado en el consejo extraordinario celebrado en Plasencia, cuando el gabinete de Monago anunció que se convocaba una oferta pública de 576 plazas. Los sindicatos y la Junta consensuaron las bases de la convocatoria. El entonces consejero de Administración Pública, Pedro Tomás Nevado-Batalla, indicó incluso que los primeros exámenes se realizarían a finales de Semana Santa, y los últimos en octubre.
La realidad es que Administración Pública (ahora unida a la consejería de Hacienda, cuyo titular es Clemente Checa) ni siquiera asegura que tenga para octubre la lista provisional de solicitantes admitidos y excluidos, como había prometido.
«No tenemos información. Han transcurrido nueve meses y es tiempo suficiente para que se hubiera aclarado el proceso. Miles de personas esperan respuesta, aunque sean unas oposiciones con un proceso complejo», sentencia Benito Román, presidente de CSI-F Extremadura.

Desde Hacienda y Administración Pública se indica que se trabaja de forma simultánea en tres procesos. El principal, por el número de aspirantes, el de las oposiciones de las 576 plazas. El segundo, unido al primero, es el de designación de los vocales de los tribunales. Y el tercero, cerrar el concurso de traslado de funcionarios. «Todo va muy lento y nos tememos que los exámenes van para largo pero si eso es así al menos que lo sepan los opositores», finaliza el dirigente de UGT.«Me pongo en el lugar de cualquier opositor y entiendo su inquietud. Por el gran número de aspirantes, la Dirección General de Función Pública puede decir que es complejo, pero creo que debería haber reforzado su plantilla aunque fuera de forma provisional», añade José Ignacio Luis, de UGT.
Una vez que se conformen los tribunales se publicará la lista provisional de admitidos y excluidos con sus plazos de subsanación; después, se conocerán las listas definitivas y, por último, las fechas de exámenes. ¿Cuándo? La Dirección General de Función Pública elude dar plazos.
«Pediremos la próxima semana una reunión para hablar de este proceso porque entendemos que se necesitan ya algunas certezas», agrega Luis. «La Administración debe dar cuenta sobre fechas, aunque sean aproximadas», añade Román.
La Junta, a preguntas de HOY, prefiere no concretar. Argumenta de un lado la complejidad del procedimiento de selección de miembros de tribunales, «diseñado de manera que se asegure y garantice los principios de imparcialidad, profesionalidad, especialización, independencia, transparencia, confidencialidad y discrecionalidad técnica». Además no se publicarán los tribunales mientras no estén cubiertas todas las categorías y especialidades.
El Gobierno regional concluye que hay que ser cautos y no dar fechas de resolución ni para las listas provisionales, ni para las definitivas, ni para informar las primeras fechas de examen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.